miércoles, 13 de abril de 2011

miércoles, 6 de abril de 2011

Bocetos de Personajes (2011)

ÁGUILA Y CIERVO



AHORCADO



 CABALLERO


CABALLERO Y CABALLO

CABALLO


CUERVO


CUERVO Y EXPRESIONES

CURA Y EXPRESIONES


ESQUELETO


JEKCÁL

JEKCÁL - CIERVO

EXPRESIONES DE JEKCÁL - CIERVO




 EXPRESIONES DE JEKCÁL



MARINOS MUERTOS


SASKIA



SASKIA DESNUDA CORONADA MUERTA

EXPRESIONES DEL ÁGUILA



EXPRESIONES DE SASKIA



VRIES


VRIES SIN SOMBRERO


VRIES DESNUDO


EXPRESIONES VRIES


EXPRESIONES VRIES

TRAPALANDA

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA
Título: TRAPALANDA
Dirección: Rodrigo Meza Piñones
Producción: Soledad Russo Valdés
Guión y Arte: Paulo Meyer Valenzuela  
Música y Sonorización: Tomás Bravo - Rodrigo Aguirre
Animación: César Cabezas - Marcelo Videla - Gilberto Díaz - Daniel Rojas - María Teresa Camus
Edición: Pedro Tapia / Hellow
Gráfica y Diseño: Rodrigo Lagos / Marcelo Videla
País: Chile
Año: 2011
Género: Fantástico/Terror/Bizarro
Duración: 12 minutos


SINOPSIS
El Marino jura vengar la muerte de su Amada y persigue al asesino, el Caballero Negro, hasta la Isla de Trapalanda.  Allí, con la ayuda del Cura y de la India, enfrenta al Caballero y lo vence, pero sólo para descubrir que su juramento de venganza ha desatado una extraña maldición.


  

ARGUMENTO
Holanda, invierno 1665. El Marino Vries navega de vuelta a casa donde lo espera su novia Saskia.  Antes de su llegada, el Caballero Negro mata a Saskia, incendia su hogar y deja una pista, una cruz inclinada de estrellas marcada sobre una página de la Biblia. Vries  maldice a Dios,  jura venganza  y navega hacia el Hemisferio Sur hasta que una tormenta lo hace naufragar en un Archipiélago de la Patagonia en el verano de 1666. Vries llega a la playa de una Isla.  El Cura y la aborígen Jekcál  lo guían  hacia la cumbre donde se alza el Castillo Negro del Caballero. Tras varios obstáculos, Vries entra al Castillo, enfrenta al Caballero y lo derrota.  Antes de matarlo, Vries le exige que revele su identidad.  El Caballero se quita el yelmo: es Saskia, muerta en vida. Saskia le explica cómo su juramento apóstata la levantó de la tumba, la condujo a matar al Caballero, robando su barco y su armadura y navegar hasta la Isla donde el Cura y Jekcál la coronaron como Reina. Jekcál  aturde a Vries quien despierta desnudo y amarrado a un árbol. Saskia y Jekcál danzan desnudas en torno a él, lo besan, se transforman en demonios animales y lo devoran. Luego, mediante un hechizo, resucitan su Esqueleto.  La nave de Vries surge del mar con el Esqueleto viendo naufragar un barco frente a la Isla. El Cura y Jekcál se alegran. Saskia con la armadura del Caballero Negro observa desde la ventana del Castillo.  





DESCRIPCIÓN   

Trapalanda, cortometraje de animación en 2D, es una fábula pictórica acerca de una Isla Embrujada de la Patagonia y establece una  propuesta crítica de reelaboración universal y contemporánea del imaginario mitológico de Chile.
El Bicentenario de la República y el Terremoto de 2010 desnudaron una urgencia dramática por desenterrar las bases de nuestra visión de mundo, más que bicentenaria, para reconstruirla y proyectarla desde sus raíces universales e inconscientes. Trapalanda se propone abordar ese desafío desde el arte mediante el cruce de técnicas y géneros.
A nivel de guión, Trapalanda es una investigación poética acerca del mito fundacional americano de la Ciudad Encantada, El Dorado, Ciudad de los Césares o Trapalanda, reinterpretado a la luz de la mitología universal comparada, europea y americana en particular, y reelaborado como cuento fantástico de terror. 
A nivel de arte, personajes, fondos y utilería fueron pintados con acrílico sobre 20 metros cuadrados de lona, y luego fotografiados, digitalizados y animados. Para potenciar lo pictórico se optó por una frontalidad estructural y un cromatismo expresivo que potenciara las facultades bidimensionales de gesto y textura.
En lo que a animación respecta, Trapalanda busca realzar esa materialidad de la pintura, basándose en películas realizadas artesanalmente, antes de la era digital, por las vanguardias de las décadas de los 60s y 70s, con un tipo de animación cercano al teatro de marionetas y a lo naif.
A nivel audiovisual, un montaje expresionista y la música incidental, banda sonora escrita para la obra como una investigación acerca de la materialidad visual y la expresividad plástica de Trapalanda, fusiona ritmos de acción y sonidos, asociados a la experimentación concreta contemporánea, a la música del cine de terror y al cruce de la tradición europea con la americana,  generando una atmósfera dinámica, analítica y emotiva que no sólo potencia la progresión dramática de la obra, sino que se articula como una pieza autónoma ensamblada.